jueves, 28 de julio de 2016

Gloria Fuertes

No suelo acordarme de los cumpleaños, pero Google sí. Hoy la entrañable poeta cumpliría nada más y nada menos que ¡99 años!

Cuando yo tenía 8 ó 9 años me regalaron uno de sus libros de poemas: El Hada Acaramelada. Era ( y es, por que aún lo guardo y además hay unos cuantos ejemplares por la biblioteca) un libro finito, con sus particulares e inconfundibles dibujos y ¡tan delicioso de leer! que después de él llegaron a mis manos otros más. Incluso de mayor, cuando veo un ejemplar, no puedo resistirme a abrirlo.


No escribo más, copio uno de sus famosos poemas que viene muy bien para estos días:
DON DONATO PASA EL RATO

¡Qué calor! ¡Qué calorina!
¡No hay quién pare en la oficina!
¡Qué calor! ¡Qué calorina!
¡No hay quién pare en la piscina!

Remojado en la bañera,
me paso la noche entera.
¡Qué calor! Yo me derrito...
Voy en busca de arbolito.

- Esto es un desierto
yo me voy a caer muerto.
-Ya tengo cara de pito,
yo me quedo "pajarito".

(corre por la carretera
y ve una gasolinera)
-¡Oasis! ¡Mi salvación!
¡Aire gratis! ¡Qué ocasión!

Enchufa la goma al busto
y pone cara de gusto.
-Ni sierra, montaña o mar,
aquí en la gasolinera
me quedo a veranear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario